El Día que la Tierra Dejó de Masturbarse

Lo que el ser humano construlle por todo el mundo

¿ Has visto caminar una montaña?.

El Sol podría enfriar la Tierra‏

¿Qué pasaría si aumentara la radiación solar? ¿Se calentaría más la Tierra? Todo lo contrario, según revela un nuevo estudio publicado en Nature que advierte que el incremento de la actividad solar podría enfriar el planeta.

Joanna Haig, especialista en física atmosférica del Imperial College de Londres (Reino Unido), y su equipo analizaron las medidas diarias de la composición espectral de la luz solar realizadas por el satélite SORCE de la NASA de 2004 a 2007. Los investigadores encontraron que la cantidad de luz visible que recibe la Tierra aumenta en la medida que la actividad del Sol disminuye, calentando así la superficie terrestre. “Contrariamente a lo esperado, el importe neto de la energía solar que llega a la troposfera de la Tierra – la parte más baja de la atmósfera – parece haber sido mayor en 2007 que en 2004, a pesar de la disminución en la actividad solar durante este período”, informan el artículo publicado en la revista Nature.

Los investigadores descubrieron también que, por encima de una altitud de 45 kilómetros, las concentraciones de ozono aumentan a medida que las emisiones solares totales disminuyen. “Estamos viendo, aunque limitado a un periodo de tiempo muy corto, un cambio muy interesante en la irradiación solar con cambios muy similares en la capa de ozono”, dijo Haigh. Los científicos subrayan que esta conducta nada lógica, observada a lo largo de un corto periodo de tiempo durante un ciclo solar potencialmente anómalo, no puede, sin embargo, generalizarse.

Las tormetas solares por parte del astro aumentaron en 2010 y se prevé que se intensifiquen en 2012.

LAS ATMÓSFERAS DE LA TIERRA Y DE TITÁN SE PARECEN‏

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han hallado un nexo común en el origen de las atmósferas de la Tierra y de Titán, el satélite de Saturno. El análisis de los datos obtenidos por la misión Cassini-Huygens, un proyecto de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana, sugiere que la evolución química de ambas atmósferas estuvo marcada por el último gran bombardeo de asteroides y cometas durante la formación del Sistema Solar, hace unos 3.900 millones de años.

Según los científicos del CSIC Josep Maria Trigo y Francisco Javier Martín, autores del estudio que aparece publicado en el último número de Planetary & Space Science, este “gran bombardeo tardío” se inició cuando los planetas gigantes Júpiter y Saturno migraron hasta sus actuales órbitas, lo que produjo un impulso gravitatorio sobre cuerpos helados formados en varias regiones de la parte externa del Sistema Solar. Como consecuencia, una gran cantidad de objetos ricos en agua y en materia orgánica empezaron a impactar sobre planetas rocosos como la Tierra.
Lee el resto de esta entrada »

Madre tierra (Conciencia futuro)

A %d blogueros les gusta esto: