Las nueve cosas que desaparecerán durante el curso de nuestra vida….¡¡¡VETE DESPIDI ENDO!!.

Estos cambios serán buenos o malos… dependiendo en parte de cómo nos adaptaremos a ellos. Pero, independientemente de que estemos o no listos para asumirlos, esta es una realidad innegable!

1. La Oficina de Correos.

Prepárense para imaginarse viviendo en un mundo en donde no exista una oficina de correos. Los correos de todos los países están sufriendo profundos problemas financieros que probablemente no puedan ser sostenidos a largo plazo. Los correos electrónicos, Federal Express , el UPS y otros servicios similares casi han acabado con el ingreso mínimo necesario para mantener las oficinas de correos con vida. En la actualidad, la mayor parte de la correspondencia diaria que nos trae el cartero está integrada por cartas de propaganda (correo basura) y facturas a pagar.

2. El Cheque.

De hecho, en Gran Bretaña ya están sentando las bases para acabar con los cheques en el año 2018. El procesamiento de los cheques cuesta miles de millones de dólares al sistema financiero. Las tarjetas plásticas de crédito/débito, al igual que las transacciones en-línea causarán la eventual desaparición del cheque. Esto también tiene relación directa con la muerte de la oficina de correos. Si ustedes dejarían de pagar sus facturas por correo y dejarían de recibirlas por ese medio, no les quede la menor duda de que la oficina de correos iría a la quiebra.

3. Los Diarios.

Las nuevas generaciones simplemente han dejado de leer los diarios. Ciertamente, ellos ya no se suscriben a la edición impresa de los diarios. Esta costumbre desaparecerá al igual que desparecieron el lechero a domicilio y el hombre que buscaba tu ropa sucia para llevarla a la lavandería. Y si planean dedicarse a leer los diarios en-línea, prepárense a pagar por ello. El incremento de dispositivos móviles de Internet y de lecturas electrónicas ha hecho que todos los editores de periódicos y revistas formen una alianza y se reúnan con Apple, Amazon, y las compañías de teléfono celular más importantes, a fin de desarrollar un modelo para los servicios de suscripción pagados.

4. Los Libros.

Ustedes dirán que nunca abandonarán la versión física de un libro que pueden tomar en sus manos y disfrutarlo mientras cambian las páginas. Yo dije lo mismo cuando me dijeron que descargue música deiTunes pues me negaba a abandonar mis CDs! Pero rápidamente tuve que cambiar de idea cuando descubrí que podía conseguir discos a mitad de precio y sin salir de casa para obtener lo último en música. Lo mismo ocurrirá con los libros. Actualmente, ustedes pueden navegar por una librería en-línea, e incluso leer un capítulo del libro que les guste antes de comprarlo. Y el precio a pagar será menos de la mitad del precio que pagarían por un libro real. Y piensen en la conveniencia! Una vez que comiencen a mover sus dedos sobre una pantalla en vez de sobre un libro, se darán cuenta que se meterán de pleno en la historia y no podrán esperar para saber qué sucede a continuación… y entonces se olvidarán que están sosteniendo en sus manos un aparato electrónico en vez de un libro. .. Aunque… no es lo mismo leer un libro moviendo los dedos sobre una pantalla, que sentir la textura del papel y percibir el olor del mismo….

5. El Teléfono Convencional .
Lee el resto de esta entrada »

Popurri de bromas de Audio… no pararas de reirte.

Pues empezamos con una de novios, luego del cuartel de la policía, de un fan del Barca y arreglo de una lavadora… No dejes ninguno de escuchar… Si quieres oir mas en “Echa 1 ojo > Audio”.

pruebaNoviosDetalleDlos40.mp3
barcelona.mp3
cuartel.mp3
lavadora_rota.mp3

CONTESTADOR DEL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO

Gracias por llamar al Instituto de Salud Mental, la compañía más sana para sus  momentos de mayor locura.

Si usted es obsesivo-compulsivo, pulse repetidamente el número 1.          ;

Si usted es co-dependiente, pídale a alguien que pulse el número 2 por usted.

Si usted tiene múltiples personalidades, pulse el 3, 4, 5 y 6

Si usted es paranoico, nosotros ya sabemos quién es usted, sabemos lo que hace y sabemos  lo que quiere, de modo que espere en línea mientras rastreamos  su llamada.

Si usted sufre de  alucinaciones, pulse el 7 en ese teléfono gigante de colores  que ud. (y sólo ud.) ve a su derecha.

Si usted es esquizofrénico, escuche cuidadosamente y una  pequeña voz interior le indicara qué número pulsar. Lee el resto de esta entrada »

EL HIJO PUTA (PREMIO NOVELA CORTA)

Estaba sentado el otro día delante de mi ordenador cuando me acordé que tenía que llamar por teléfono a un compañero.

Descolgué el auricular y marqué el número de memoria.

Me contestó un tipo con muy mal humor diciendo:

‘¿Qué quiere?’.

‘Soy Ignacio Martínez, ¿podría hablar con Roberto Espárrago?’ dije amablemente.

‘Te has equivocado, gilipollas’, me respondió y acto seguido colgó.

No daba crédito a lo que me estaba ocurriendo. Cogí mi agenda para buscar el número de mi compañero y comprobé que, efectivamente, me había equivocado.

Pero como aún recordaba el número ‘erróneo’ que había marcado anteriormente, decidí volver a llamar a aquel tipo y cuando me cogió el teléfono no esperé a que contestase y le dije: ‘Eres un hijoputa’, y colgué rápidamente.

Inmediatamente apunte aquel número en mi agenda junto a la palabra
‘hijoputa’.

Cada dos o tres semanas, cada vez que estaba cabreado porque me llegaba una letra inesperada, o un aviso de multa, o discutía con mi mujer, o alguna situación por el estilo volvía a llamarlo y sin dejarle contestar le decía:

‘Eres un hijoputa’.

Esto me servía de algún modo como terapia y me hacía sentirme mucho más relajado…

Unos meses después, la maldita Telefónica introdujo el servicio de identificación de llamadas, lo cual me deprimió un poco porque tuve que dejar de llamar al ‘hijoputa’.

Pero de repente, un día se me ocurrió una idea: Marqué su número de teléfono y cuando escuché su voz le dije: ‘Hola, le llamo del departamento de ventas de Telefónica para ver si conoce nuestro servicio de identificación de llamadas’.

‘No’ me dijo el tío grosero, y me colgó el teléfono.

Rápidamente lo volví a llamar y le dije: ‘Eres un hijoputa’.

Un mes después, estaba yo esperando con mi coche a que una anciana saliera de la plaza de aparcamiento del Hipercor. Esta lo hacía muy lentamente y cuando terminó la maniobra y me disponía yo a ocupar la plaza libre, apareció un Golf GTI negro a toda velocidad y se metió en el hueco que iba yo a ocupar. Comencé a tocar el claxon y a gritar:

‘¡Eh, oiga!, ¡que estaba yo esperando!, ¡no puede hacer eso!’.

El tipo del Golf se bajo, cerró el coche y se fue hacia el centro comercial ignorándome como si no me hubiera oído. Yo me quedé completamente frustrado y pensé: ‘Este tío es un hijoputa. El mundo está lleno de ellos’?

Justo en ese momento vi un letrero de ‘SE VENDE’ en el cristal de atrás del Golf. Lógicamente anoté el número de teléfono y me fui a buscar otra plaza de aparcamiento.

A los dos o tres días, vi en mi agenda el número del ‘hijoputa’ y me acordé que había anotado el número del tipo del Golf. Inmediatamente le llamé y le dije:

– ‘Buenos días. ¿Es usted el dueño del Golf GTI negro que se vende?’

– ‘Sí, yo mismo’

– ‘¿Podría decirme dónde puedo ver el coche?’

– ‘Sí, por supuesto. Yo vivo en la calle de Don Ramón de la Cruz esquina con
Montesa, es un bloque amarillo y el coche está aparcado justo enfrente de la casa’

– ‘¿Cómo se llama usted?’
Leer más de este artículo

Estos catalanes

Dos catalanes se encuentran en la calle.


Uno de ellos iba caminando  con su anciana madre. Y el otro le dice:

-¡Hombre, cuánto tiempo! ¿Qué es de tu vida?

-Pues… aquí estoy con mi madre, la pobre se ha quedado sorda y ciega.

¡Joder! ¡Qué putada!    ¿Y… la llevas ahora al médico?

-No, no, voy a que le corten la luz y el teléfono.

“Voces de pelicula” broma telefonica de Anda ya

A %d blogueros les gusta esto: