Ahora que ya morí…TE RECOMIENDO LEER ESTA HERMOSA HISTORIA QUE TE HARÁ REFLEXIONAR

Que sucede? no entiendo, solo sentí un dolor fuerte en la cabeza, mareos y ahora estoy tan confundido. Que pasa? por que mi esposa corre y llora.

Dicen que morí, pero no, estoy aquí pero ellos no me ven y no puedo abrazarlos. Oh ya veo, están trasladando a alguien en una carroza fúnebre, soy yo mismo, que extraño.

Veo a mi familia con gran dolor, todos lloran, pero yo solo veo, ya no siento dolor ni tristeza, es como ser un espectador. Pasan los días, mi familia regresa a casa sin mí, les dejo un gran vacío.

Ya alguien ocupa mi puesto de trabajo, todo vuelve a ser como antes, corren, atienden llamadas, hacen pagos, envían documentos, firman planillas, en fin es como si nunca hubiese faltado yo, que bien, algunos compañeros se acuerdan de mi a ratos y lamentan que ya no este.
Lee el resto de esta entrada »

Suzanne Powell nos habla de: CÁNCER Y AMOR INCONDICIONAL, una gran charla

¿CORNUDO YO? Chiste y reflexion… XD

Un individuo sorprendió a su mujer en la cama con otro…

Buscó una pistola y con cuidado para no ser percibido por los infieles, apuntó y cuando ya estaba listo para disparar la primera bala, se paró a pensar.

Fue entonces cuando se dio cuenta cómo había mejorado en los últimos tiempos su vida de casado .

Su esposa ya no le pedía dinero para comprar carne ni para comprar vestidos, joyas o zapatos, a pesar de que todos los días aparecía con un vestido nuevo, una joya nueva o unas sandalias de marca, y hasta algunos días comían pescado fresco y marisco
Lee el resto de esta entrada »

Segismundo Mondoñedo se presenta a La Voz, broma audio

Descargatelo o si puedes escuchalo , enciende los altavoces y hechate a reir. Si quieres oir mas en “Echa 1 ojo > Audio”.

segismundo+mondo%C3%B1edo.mp3

El secreto está en poder soltar el vaso

Una psicóloga en una sesión grupal levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío? Sin embargo, ella preguntó:

– ¿Cuánto pesa este vaso?
Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.
Pero la psicóloga respondió: “El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, más difícil de soportar se vuelve.”
Y continuó: “Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.”
¡Acuérdate de soltar el vaso!
A %d blogueros les gusta esto: