Indignados de los cojones ¡qué flojos sois…!

Yo también he sido tocado por la crisis económica: – Ya sólo como queso podrido…


… carne seca….


– bebo vino antiguo…


– mi coche no tiene techo …

– mi bañera está al aire libre!

Pero lucho, coño … lucho.


Saludos cordiales


Emilio Botín.

A %d blogueros les gusta esto: