Perro Bautizado (CHISTE)

Un hombre acude a su parroquia y le dice al párroco:

-Buenas, venía a ver si me bautizaba usted al perro.

-¿Pero qué dice? Los perros no se bautizan, se pueden bendecir el día San Antón, si usted quiere, pero nada más.
-No, no. Yo quiero que lo bautice.

-Que le digo a usted que no.
-Padre, es que el perro es como de la familia… además si lo bautiza le dejaré a la parroquia un donativo de 10.000 €.
-Bueno, la verdad es que… si me lo trae ahora…, pero rápido.
Total que lo bautiza.
A los dos meses viene el obispo de visita y se fija en el nuevo órgano, en el nuevo retablo, en los nuevos bancos y le dice al párroco:
-Pero no me habías dicho que la parroquia estaba mal de economía.
-Si… pero… (llorando) Señor obispo, no se lo puedo ocultar, un hombre me pago si le bautizaba a su perro y acepté. ¡Buuuuaaaaaa!
-Pero… ¿Tú que has hecho insensato?, Un sacramento a un animal. Eso va contra los preceptos de la Iglesia, mal cura, desgraciado, ignorante…. ¿Por cuánto se lo bautizaste? dice el obispo.
-Por 10.000 € Señor obispo.
-¿Por 10.000 €? Y… no te dijo nada de la primera comunión.

Para que rían un poco…chiste

Un hombre tenía tres novias y no sabía a cual de ellas elegir para
casarse. Resolvió entonces hacer un test para ver cual era la más apta para ser su esposa.Extrajo 15 mil dólares de su cuenta bancaria y le dio 5 mil a c/u de ellas y les dijo que lo gastaran como quisieran.

La primera fue al shopping, compró ropas, joyas, fue al salón
de belleza, etc. Volvió y le dijo al hombre: – gasté todo tu dinero
así, para estar más bonita para ti, para gustarte más. Lo hice porque te amo.

La segunda fue al mismo shopping y compró ropas para él, un cd player,
una televisión de pantalla plana, zapatillas de básquet, palos de
golf. Volvió y le dijo: – Gasté todo tu dinero en
regalos para ti así te hago más feliz. Lo hice porque te amo.

La tercera tomó el dinero y lo invirtió en la bolsa. En tres días triplicó lo
invertido, regresó y le devolvió los 5 mil que el hombre le había dado y le dijo:

– Invertí tu dinero y gané el mío. Ahora puedo hacer lo que quiero con mi propio dinero. Lo hice porque te amo. Entonces, el hombre pensó,
pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,

pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,
pensó,
pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,
pensó,
pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,
pensó,
pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,
pensó,
pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,
pensó,
pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó, pensó,
pensó,

(los hombres se demoran mucho pensando…), Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: