El limón congelado habrá que probarlo… ( NO PIERDA LA CÁSCARA DEL LIMÓN)

Muchos profesionales en restaurantes y cafeterías lo están utilizando, consumen el limón entero y nada se desperdicia.


¿Cómo se puede usar el limón entero sin desperdicio?
Sencillo.. colocar el limón en el congelador de su refrigerador. Una vez que el limón se congela, usar un rallador, y rallar todo el limón (sin necesidad de pelarlo) y espolvorear sobre sus alimentos.
Espolvorear en su whisky, vino, ensalada de verduras, helados, sopas, fideos, salsa de espagueti, arroz, sushi, platos de pescado. Todos los alimentos tendrán un sabor maravilloso, algo que usted pudo nunca haber probado antes.

Lo más probable es que sólo piense en el jugo de limón como vitamina C. Ya no es así. Ahora que ha aprendido este secreto de limón, el limón se puede utilizar incluso en los fideos instantáneos o en una taza de sopa.


¿Cuál es la gran ventaja de usar el limón entero, además de disminuir la cantidad de residuos y la adición de nuevos sabores a sus platos?

Bueno, verá, la cáscara de limón contiene vitaminas tanto como 5 a 10 veces más que el jugo de limón en sí. Y sí, eso es lo que hemos estado perdiendo. Pero a partir de ahora, siguiendo este sencillo procedimiento de congelar el limón entero, para rallarlo sobre sus platos, se pueden consumir todos los nutrientes y comer aún más saludable.


También es bueno advertir que la cáscara de limón es rejuvenecedora de la salud, por la erradicación de elementos tóxicos del cuerpo.

Así que coloque limón en el congelador, a continuación, rallelo en sus comidas y bebidas todos los días. Se trata de una clave para hacer sus comidas más sabrosas y llegar a vivir más sanos y más años.

!Ese es el secreto de limón!¡Más vale tarde que nunca!

¡¡¡¡¡En defensa de los autoselectricos y de nuestra salud en el futuro!!!

La soja: ¿buena o mala?… Articulo sacado de Salud, Nutrición y bienestar…

La soja: ¿buena o mala?

Estimado Lector,

En 1995, un equipo inglés de investigadores había calculado que un bebé alimentado con “leche” de soja consumiría, en relación con su peso, ¡de 3 a 5 veces la dosis capaz de alterar el ciclo menstrual de una mujer!

“Estudios llevados a cabo con animales muestran que los fitoestrógenos modifican el equilibrio hormonal de los neonatos y reducen su fertilidad. Conviene por lo tanto ser prudentes en extremo”, concluía el estudio. Se trata del ataque más grave lanzado contra la soja por la redacción del sitio Doctissimo, el mayor sitio web francés sobre la salud, del cual hay una versión en España. (1)

Dicho artículo se hacía eco de la campaña llevada a cabo por dos investigadoras estadounidenses, Sally Fallon y Mary Enig, de la Weston A. Price Foundation, que afirman que los preparados a base de soja se asemejan a “píldoras anticonceptivas para bebés” (“Birth control pills for babies”). Y ya hay demasiados estrógenos en nuestros ríos, en nuestros océanos y en el agua del grifo. Está claro que nuestros lactantes no tienen necesidad de una dosis suplementaria.(2)

La guerra de la soja

La soja conoció una enorme popularidad a partir de los años 90. Todos los dietistas recomendaban esta nueva especie de haba venida de Oriente, ya fuera para hacer bajar el colesterol, disminuir el riesgo cardiovascular, aumentar la longevidad o sustituir a la carne.

Actualmente, los beneficios de la soja están puestos en tela de juicio. Cada vez más gente cree que la soja contiene una cantidad alarmante de “fitoestrógenos”, o dicho de otro modo, componentes vegetales que tienen un efecto similar a las hormonas femeninas. Sabemos que las hormonas femeninas son muy necesarias para transformar el cuerpo de una niña en el de una mujer. Por desgracia, son también capaces de hacer crecer los tumores en caso de cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos (cáncer de mama sensible a las hormonas, es decir, el 75% de los casos). Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: