Anda, riete un poco (chistes)


UNA PAREJA SE CONOCE EN UN BAR.

DESPUÉS DE DOS COPAS, ELLA, MUY LOBA Y VANIDOSA, PREGUNTA:

– ¿QUÉ EDAD CREES QUE TENGO?

– POR LA MIRADA, 25 AÑOS, POR TU PIEL, UNOS 20. POR ESE CUERPO, 18.

– ¡MADRE MÍA! TÚ SÍ QUE SABES SEDUCIR A UNA MUJER. Y AHORA ¿QUÉ VAS A

HACER?

LA SUMA !!!

Finalista, como el mejor chiste corto del año:

Un niño de 3 años se estaba mirando sus testículos mientras se bañaba.
– “Mamá” preguntó, “Este es mi cerebro?” .
– “Todavía no”

Semifinalista, como el mejor chiste corto del año:
Una viejita, en la mitad de un servicio religioso, se inclina y le dice al oído al esposo:
– “Me acabo de tirar un pedito silencioso… Qué hago?…

Y el marido le responde:
– “Ahora nada, pero después cámbiale las pilas al sonotone.”

En un autobús repleto de gente, sube un hombre. Se coloca al lado de una

mujer guapísima y le pone la mano en el pecho.
– Oiga, podría poner la mano en otro sitio? – le dice la mujer.
Y le contesta el hombre:
– No me provoque, no me provoque…
Lee el resto de esta entrada »

pareja haciendo compras

Una pareja estaba haciendo sus compras para el hogar. De repente la
esposa se da cuenta que su esposo no está.
La señora se enfurece y llama a su esposo al móvil: ¿Dónde mierda te metiste, pedazo de infeliz desgraciado?
Él le contesta:
– Mi amor. ¿te acuerdas de la joyería en la que viste el collar de perlas y el reloj de los cuales te enamoraste? … ¿Y te acuerdas de que te dije: “Mi amor no te preocupes, algún día serán tuyos”?
La mujer ruborizada y con mucho amor le contesta: Sí, ya me acordé! Mi cielo, mi viejito lindo y hermoso, corazoncito bello, divino, mi encanto…
-Bueno! Pues estoy en el bar que está justo en frente!

la cervecita……..Hay que tener más salidas que un circo!!! (chiste)

Una pareja que tan solo llevaba dos semanas de casados sostiene el siguiente diálogo, porque el marido, aunque se sentía feliz, ya andaba con ganas de irse de parranda, así que le dice a su mujer. 

– “Mi vida, ahora vengo”:– “¿A dónde vas, cariño?” (Expresión de recién casados).

– “Al bar mi cielito, a tomarme una cervecita”.

La mujer se lleva la mano a la cintura y le dice:

– “¿Quiere cervecita, mi amorcito?”

Y en eso abre la puerta de la nevera y le enseña 25 marcas de cerveza de 12 países diferentes: españolas, mexicanas, alemanas, holandesas, japonesas, etc.
El marido no sabe que hacer y se le ocurre decirle:

– “¡Ay, mi reina, pero en el bar, tú sabes, la jarra helada…!”

No terminaba de decir esto, cuando la esposa interrumpe diciéndole:

– “¿Quiere jarra congelada mi amorcito?”

Saca del congelador una jarra helada, congelada, blanca, tan blanca que hasta temblada de frío. El marido sorprendido dice:

– “Si corazoncito mío, pero en el bar sirven unas tapitas riquísimas, vuelvo enseguida, ¿Si?”

– “¿Quiere tapitas, mi amorcito?”

Abre el horno y le nevera y saca quince platos diferentes de tapas: aceitunas, empanadas, papas fritas, salmorejo, tomates aliñaos, palomitas, quesos, paté, caviar, carne mechá, etc.

– “Pero cariñito, en el bar, tú sabes, las maldiciones, las palabrotas y todo eso… “

– “¿Quiere palabrotas, mi amorcito?”

Entonces: ¡¡Te tomas la puta cerveza, en esa jarra de mierda y te comes esos jodíos montaitos, pero tú de aquí no sales, hijo de puta!!

Estará casada con Dios , pero la cursiosidad es lo que derrota a una mujer, y la monja será monja, pero an tes que éso nació mujer..JA JA JA

LA MONJITA EN EL SANITARIO

Una monja, en necesidad de usar un sanitario, entra en un pub.
El local es bullicioso, con música alta y conversaciones de los parroquianos.

Por momentos las luces se apagan y el local entra en un frenesí de gritos.
Sin embargo cuando los clientes vieron a la monja, el salón quedó en un silencio congelante.
La monja se dirige al cantinero y pregunta:
“Podría utilizar su servicio higiénico?”

El cantinero le responde:
“O.K. Pero deseo advertirle que allí hay una estatua de un hombre desnudo, cubierto solo con una hoja de parra, cuyo miembro viril parece muy real…”

“Bueno, en ese caso miraré para otro lado”, dice la monja.

Dicho eso, el cantinero le indica donde se encuentra el baño
Después de algunos minutos, regresa la monja y recibe un muy caluroso aplauso.

Ella dirigiéndose al cantinero le dice:
– No entiendo, ¿por qué me aplauden si solo fui al servicio?
– Bueno, bueno… Ellos saben que ahora usted es una de los nuestros !… ¿Le ofrezco un trago?
– No, Gracias !… pero aun no logro comprender… -dice perpleja.
Riéndose el cantinero responde:
– Hermana, cada vez que alguien levanta la hoja de parra, se apagan todas las luces… vamos, tómese el trago

Pa’ partirse de risa

Una masturbacion en un bar…. pon los altavoces en alto y escucha el chiste XD. Si quieres oir mas en “Echa 1 ojo > Audio”

masturbacion.wma

Esto no se lo pueden prohibir, viva el derecho de admisión…

Este restaurante es el que se negó a cumplir la ley que prohibía fumar en restaurantes, bares,…etc. y al final le metieron una multa de cojones y tal como están las cosas…tuvo que abrir cumpliendo la ley, pero…..cumplió tambien con su derecho de admisión y……mira lo que pone a la entrada.

UN LUGAR A VISITAR POR SU CARTA Y POR SU BELLA DECORACIÓN

Lee el resto de esta entrada »

Catalanes…

Un madrileño entra en un bar en Barcelona y pide una caña en castellano,
el camarero se la pone y le dice:
“són noranta-cinc cèntims”
El madrileño deja sobre la barra noventa céntimos y sigue tomándose la
caña tranquilamente. A lo que el camarero le dice:
“Escolti falten cinc cèntims”
Y el madrileño ni puto caso, como quien oye llover. A lo que el camarero ya rebotado le suelta:
Escolti que em deu cinc cèntims no em faci muntar un nombre m’està
escoltant perfectament.”
Y el madrileño a lo suyo, como si estuviese sólo en el local. Por fin el camarero, rojo de ira, y escupiendo las palabras dice:
“Oiga desgraciado me está oyendo y entendiendo perfectamente, págame los  cinco céntimos que me debe”
A lo que el madrileño sonriendo y echando mano al bolsillo para pagarle contesta:
“Ya sabía yo, hijo puta que por cinco céntimos ibas a hablar castellano”

A %d blogueros les gusta esto: