Cornudo acongojado…

Un tipo recibe una llamada anónima, avisándole que todos los días, en cuanto él se va al trabajo, su mujer lo engaña con un amigo, Carlos Emilio.


Al día siguiente, el tipo sale de su casa, pero se queda espiando desde la esquina.

Al rato ve llegar al tal Carlos Emilio, un tipo súper atlético, aristocrático, con un BMW último modelo, ropa taliana última moda, un ramo de flores y toca el timbre de su casa.

Desde lejos ve que su mujer abre la puerta y lo hace entrar.

El marido corre a su casa, abre con su llave sin hacer ruido, entra sigilosamente y espía por la puerta entreabierta del dormitorio.
La mujer se había esmerado por poner las mejores sábanas.
Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: