LA CONFIANZA (chiste)

Un día una esposa regresa a casa de su trabajo ya de noche, pero antes de lo acostumbrado.

Para no despertar a su marido entra cuidadosamente en el dormitorio. Bajo la manta de la cama ve cuatro piernas en vez de dos. Llena de ira coge un garrote y comienza a pegar garrotazos a la manta con todas sus fuerzas por 15 consecutivos minutos, hasta que ya, agotada, se va a la cocina a beber un vaso de agua.

Al entrar se encuentra con su marido sentado a la mesa leyendo una revista. “Hola, querida” -dice él- “Tus padres han venido a visitarnos, venían cansados y los he dejado dormir en nuestra cama. ¿Los has saludado ya?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: