Todos tomamos las uvas al ritmo de las 12 campanadas de la Nochevieja, , pero ¿sabes de donde viene esta tradición? ¿Cuándo empezamos los españoles con ello y por qué?

¿Por qué tomamos 12 uvas en Nochevieja?

En España y números países de Latinoamérica tenemos la costumbre tomar las uvas al ritmo de las 12 campanadas de la Nochevieja, para contribuir a la prosperidad y felicidad del Año Nuevo, pero ¿sabes de donde viene esta tradición? ¿Cuándo empezamos los españoles con ello y por qué?


La creencia popular sitúa el origen de esta tradición en 1909.  Al parecer la instauró un grupo de viticultores alicantinos, ya que consiguieron una extraordinaria cosecha de uvas esa temporada,  que fue tal la cantidad de producto que recogieron que no sabían qué hacer con ello. Así es que, en un derroche de imaginación para impulsar mitos para sostener su economia, consiguieron dar salida al excedente de uvas inventando que consumirlas el día de Nochevieja daba buena suerte. Y debió de dar mucha, porque desde aquel año, este rito se ha seguido haciendo y, en los últimos años, algunos países sudamericanos también han empezado a institucionalizarlo.


Pero, ¿desde entonces todo el mundo toma las uvas en estas fechas? ¿Y por qué se eligió la Puerta del Sol de Madrid, como lugar donde  disfrutamos los españoles de dicha tradición? En los primeros años era costumbre de las familias acomodadas, el tomar uvas y champán en la cena de Nochevieja, lo que provocó que un grupo de madrileños decidieran ironizar la costumbre burguesa, acudiendo a la Puerta del Sol a tomar las uvas al son de las campanadas.
Y tras años de una tradición muy arraigada en los pueblos españoles fue el 31 de diciembre de 1962 cuando Televisión Española comenzó a transmitir “las 12 campanadas”. En estas fechas se consumen en España, en la última semana del año, entre un millón y medio y dos millones de kilogramos de uvas.

En otros países también existen alimentos típicos para dar la bienvenida al nuevo año. En Grecia suelen cocinar un pastel llamado Vassilopitta en cuyo interior se coloca una moneda de oro o de plata. El que encuentre la moneda en su plato será la persona con más buena suerte en el año que se avecina.

Sin embargo, en Latinoamérica, las uvas se tienen que hacer hueco entre ritos, como tomar lentejas para conseguir abundancia, meter billetes en los zapatos para lograr fortuna, pasear con maletas para viajar en el próximo año, cascar huevos en un vaso con agua e interpretar al día siguiente su forma, quemar muñecos o usar lencería de color rojo o amarillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: